QUEMADOR DE INCIENSO

¿Qué es y para que sirve un quemador de incienso?

Un quemador de incienso o un porta sahumerio es el accesorio que se utiliza para quemar inciensos u sahumerios en forma de cono, granos, virutas o varillas. Dependiendo el formato que elijamos deberemos utilizar un quemador u otro. Este puede ser de madera, de metal o arcilla y los hay muchos estilos como reflujo, cascada, eléctricos, para quemar grano etc..

El sahumerio se refiere al proceso de sahumar, generar humo con aroma para lograr que un lugar tenga un perfume agradable para su purificación. Sahumerio es el arte de crear humo aromático o a lo que se quema con la intención de sahumar.

La palabra sahumerio es sinónima de incienso, pues un incienso es la combinación de resinas que emanan un aroma agradable al quemarse, esto quiere decir que los inciensos son sahumerios.


 

Por lo general, los inciensos se presentan como varillas delgadas en su formato más comercial, estas las colocamos en los porta-sahumerios o quemadores de incienso para que al quemarlos desprendan su fragancia.

Hoy en día hay muchos componentes que le dan aroma a los inciensos como el coco, almizcle, nag champa, sándalo, canela, ámbar, ruda, olíbano, benjuí, mirra, copal y muchos más.

Cómo quemar incienso en casa

Cuando decidimos quemar una varilla de incienso lo hacemos por diversas razonas. A veces solo queremos relajarnos, otras personas lo hacen por creencias místicas o religiosas y otras simplemente queremos impregnar nuestro ambiente de un aroma agradable, para estudiar, ver tv, leer o descansar.

Puedes encontrar dos tipos de varillas de incienso:

Varilla de incienso hueca. Estas varillas están fabricadas con una vaya interna de madera, normalmente de bambú, cubierta por el incienso. El incienso es suave y fino o también granuloso y áspero. El aroma que desprende normalmente es fuerte con la mezcla del incienso con el bambú.

Varilla de incienso sólida. Estas varillas están compuestas solo de incienso, no tienen materiales en el interior. El aroma que desprenden es más suave, siendo estás más idóneas para espacios más pequeños.

varillas de incienso

Compra o fabrica un quemador de incienso

Los quemadores de incienso también son conocidos como incensarios o porta-sahumerios y los hay de diferentes formas y tamaños. Para elegir uno adecuado deberas saber primero qué tipo de incienso vas a quemar, si es hueco o sólido.

  • Si vas a usar una varilla hueca de incienso, lo ideal podría ser usar un bote de incienso que puede ser de metal, cerámica delgada y larga o de madera. Esta viene con un agujero en uno de los extremos. Normalmente tiene el centro hundido para que caigan las cenizas.
  • Si por el contrario vas a utilizar una varilla sólida de incienso, no es recomendable usar un quemador de incienso de madera ya que estas varillas de consumen por completo y puede ser peligroso utilizar cualquier material inflamable. Puedes crear uno tú mismo con utilizando una taza o un bol con granos de arroz, sal o arena. Si quieres utilizar mejor un incensario comprado, busca uno de cerámica o piedra.
  • Hay muchas opciones de incensarios en el mercado con diferentes formas como flores, budas, hojas, elefantes etc… General mente son de cerámica.

Dónde quemar el incienso:

Las varillas de incienso desprenden mucho humo, es un punto que debes de tener en cuenta a la hora de elegir el lugar donde ubicarlo. Lo ideal es en una habitación que tenga ventilación pero a la vez un lugar alejado de las ventanas o puertas que puedan tener corrientes de aire. Asegúrate de no colocarlo cerca de nada inflamable como sábanas o cortinas o cualquier tipo de tejido que pudiera arder.

Encender el incienso:

Para encender la varilla de incienso puedes usar un fósforo o un encendedor. Sostén la punta de la varilla en la llama hasta que se encienda. Después de unos 10 segundos, si no se ha apagado la llama sola debes soplar hasta apagar la llama. La punta del incienso debe quedar con un ascua que brilla, eso significa que el incienso se está quemando correctamente. Si no es el caso, debes volver a encenderlo.

Una vez encendido ya lo puedes colocar en un porta incienso o porta sahumerio. La mayoría de los porta inciensos mantienen la varilla medio acostada, en cambio hay otros que la mantienen vertical.

encender incienso

Deja que el incienso se queme por completo y se apague solo, una varilla estándar normalmente dura entre 20 y 30 minutos, dependiendo del grosor y tamaño de esta.

Como hemos mencionado anteriormente, toma las medidas de seguridad adecuadas. No debes dejar el incienso sin supervisión puesto que es lo que harías con cualquier otra llama. Asegúrate de que está lejos de materiales inflamables y en el caso de que debas salir, lo ideal es apagarla con agua.

¿Para qué se utiliza el incienso?

El incienso se puede utilizar para dar aroma a la vivienda y lugares de trabajo o también para otros casos más específicos.

Puedes utilizar el incienso para meditar puesto que el aroma del incienso permite entrar en un modo de relajación para la mente y dándonos un mayor enfoque.

También es muy utilizado en la aroma terapia para ayudar a mejorar la motivación, aliviar dolores de cabeza e incluso disminuir la depresión. Es un ante estresante natural.

Consejos a tener en cuenta:

  • Si tienes un espacio muy grande puedes encender todas las varillas que quieras al mismo tiempo, pero para una habitación normal como una sala de estar o un dormitorio será suficiente una.
  • El incienso tiene una duración de entre 20 y 30 minutos.
  • Si quieres usarla más de una vez, puedes apagar la punta en agua para después volver a usarla.
  • Si no sabes bien que tipo de incienso comprar, entra en nuestro artículo para aprender todo sobre el incienso AQUÍ.

Advertencias a tener en cuenta:

  • No dejes el incienso sin supervisión mientras está encendido
  • Demasiado humo puede dar dolor de cabeza, así que ventila un poco la habitación donde lo enciendas.
  • No lo coloques en lugares con corrientes de aire que podrían hacer que se caiga o mueva.
  • Colócalo en una superficie plana y resistente al calor.
 

Tipos de incensarios en oferta

Los quemadores de incienso o porta sahumerios se utilizan para quemar cualquier formato de inciensos, ya sea en conos, gratos o varillas. Dependiendo del formato que decidamos utilizar deberemos usar un quemador diferente. ¿Dónde comprar un quemador de incienso?. A continuación te dejo los más vendidos del mercado.

Quemador de incienso dragón

Este tipo de quemadores son de los más vendidos a nivel mundial. Solo mirarlos cuando están en funcionamiento ya relaja. Hay multitud de este tipo, te dejo una lista de los más vendidos.

Quemador de incienso de reflujo en cascada

Estos quemadores de incienso están formados por una cascada por la que cae el humo lentamente hasta la parte inferior donde suele quedar el humo en forma de lago. Es una sensación maravillosa verlos, lo que puede hacer que te quedes mirándolos por mucho tiempo. A continuación los más bonitos y vendidos.

Quemador de incienso Buda

El Buda sin duda está relacionado con todo lo que tiene que ver con meditación y paz, una figura muy importante en la religión budista. También podemos ver el Buda como elemento decorativo en muchas casas y cada vez es más frecuente. Con estos quemadores te sentirás como un monje tibetano. A continuación los quemadores de incienso con forma de Buda más vendidos.

Quemador de incienso de madera

Estos quemadores de madera son los más comunes además de muy elegantes y formales. En ocasiones son obras de arte tallados a mano por carpinteros. Seguro que quieres uno de estos. Te dejo a continuación los quemadores de incienso de madera más vendidos.

Quemador de incienso eléctrico

Este tipo de quemador de incienso es de los más usados por profesionales de la aroma terapia. Estos aparatos electrónicos queman aceites esenciales de incienso. Para alargar su uso puedes mezclar el aceite de incienso con un poco de agua. Es un quemador muy practico pero no tan estético como los anteriores. Te dejo los más vendidos a continuación.

Quemador de incienso Japonés

Este tipo de quemador de sahumerios es de los más clasicos. Durante miles de años se han usado en templos y en las casas para quemar incienso de grano o conos. Suele tener muchos detalles artesanales y bonitos que normalmente están hechos de cobre o latón. Los más vendidos a continuación.

Quemador de incienso de calaveras

Si te gustan las calaveras y estas cosas, sin duda este es tu incensario. Estos porta sahumerios suelen usarse en fiestas como el día de los muertos. También para aficionados de películas de miedo o de piratas. Te dejo los más vendidos.

Quemador de incienso de arcilla o barro

Estos quemadores de arcilla o barro suelen estar hechos a mano aunque hoy en día ya se hace casi todo con maquinaria. Funcionan parecido al resto, solo debes colocar el incienso en la parte central y disfrutar de su aroma. Te adjunto los más vendidos.

Cómo quemar incienso natural en grano

El quemar el incienso de forma natural en grano es realmente sencillo, no presenta ninguna complicación. Debemos conseguir todo lo necesario para disfrutar del agradable aroma por toda la casa.

Lo ideal para este tipo de incienso es un incensario  de barro, madera tibetana o cerámica. También podemos usar un incensario de iglesia o un recipiente de barro donde pondremos el carbón vegetal.

Hay que mantener las precauciones contra incendios, estás sobre todo son, no colocar el incensario cerca de nada inflamable como cortinas o tejidos que puedan arder.

¿Cómo quemar el incienso en grano con carbón vegetal?

Realmente no hay grandes diferencias entre un carbón y otro, pero existen unas pastillas ideadas para la quema del incienso.

Para comenzar y usando unas pinzas metálicas, prendemos el carbón hasta que esté al rojo vivo pero sin llamas y lo colocamos en el incensario que hayamos elegido. Ten cuidado de no quemarte, no lo toques con las manos bajo ningún concepto.

El carbón suele ser muy económico, lo puedes comprar en estancos o por internet, después te dejaré una lista de carbones perfectos para esta tarea.

Una vez que el carbón está en el incensario, procederemos a echar por encima el incienso, cuanto mas incienso eches más olor habrá en la casa. Lo recomendable es ir añadiendo el incienso poco a poco, con la practica irás sabiendo cuando has de echar y cada cuanto tiempo.

En este video puedes ver como quemar el incienso en grano paso a paso:

Las mejores ofertas de carbón o carboncillo para quemar incienso

Cómo hacer un quemador de incienso casero

El incienso es una de las opciones más utilizadas para aromatizar un lugar. A muchas personas les encanta y les resulta placentero y relajante el aroma del incienso. Para disfrutar correctamente de este ritual es necesario contar con el soporte adecuado para quemarlo. Lo más fácil es comprarlo en tiendas y que además no es un objeto caro, sobre todo los básicos de madera para quemar varillas. Pero también los podemos fabricar nosotros mismos con materiales simples y asequibles.

Para los amantes de lo artesanal en este artículo te explico paso a paso varias formas de hacerlo de manera sencilla, incluso con materiales reutilizables.

Lo más importante es crear una pieza que logre de sostener la varilla de incienso inclinada y sin caerse. Lo ideal es una tabla de madera con un orificio donde meteremos el sahumerio. A continuación te explico paso a paso cómo hacer un quemador de incienso casero.

Quemador de incienso de Pasta Das

Para este formato vamos a utilizar los siguientes materiales:

  • Barniz acrílico
  • Varillas de incienso
  • Esmalte acrílico o tempera
  • Pasta Das para moldear

Pasos a seguir para crear nuestro porta-sahumerio casero:

  1. Para tomar la medida exacta del grosor de los palos vamos a necesitar tener unas varillas de incienso a mano, casi todas las varillas tienen un tamaño y grosor similar.
  2. Comenzamos a amasar una pequeña porción de pasta Das creando una bola que ocupe nuestro puño dandole forma a la masa siguiendo las instrucciones del paquete de pasta das.
  3. Aquí entra en juego tu imaginación, la forma que decidas darle al porta inciensos dependerá de ti, pero el quemador debería tener una base plana y alargada, quizás un poco más corta que el incienso, y con un extremo perforado para poder meter la varilla después.
  4. Con la punta de una de las varillas de incienso puedes perforar la base para asegurarte que más tarde vas a poder ponerla a la hora de quemarla.
  5. La base, a lo largo de la varilla de incienso, debería tener como una pequeña linea o hendidura donde irá cayendo la ceniza.
  6. También podrías cubrir con pasta Das cualquier objeto que sea rectangular, así la forma del quemador tendría una forma más marcada.
  7. Una vez ya tengas creada la forma deseada, solo toca dejarlo secar.
  8. Una vez seco, lo puedes decorar al gusto, puedes pintarlo con temperas o esmalte y dejarlo secar otra vez.
  9. Por ultimo aplicar un barniz acrílico para que este sea resistente al calor.

Quemador de incienso de arcilla

Este quemador de incienso o porta-sahumerio es muy fácil y rápida de elaborar con un resultado parecido a los que puedes comprar en las tiendas pero con la satisfacción de ser una pieza artesanal tuya propia.

Materiales necesarios para el quemador:

  • Arcilla de secado al aire
  • Palillo de dientes redondo
  • Cúter
  • Rodillo para alisar la arcilla
  • Pintura tempera

Elaboración del quemador de incienso:

No puede ser más sencillo crear un porta inciensos.

  1. Moldea un poco la arcilla hasta dejarla maleable, con el rodillo crea una lámina lisa pero un poco gordita.
  2. Con el cúter corta otra tira de 20 cm de largo x 3 cm de ancho.
  3. Con el palillo haz un agujero lo suficientemente ancho como para que entre el incienso, este proceso también se puede hacer con el mismo incienso.
  4. Ahora doblamos la parte donde hemos hecho el agujero un poco hacia arriba creando una curva y lo dejamos secar el tiempo recomendado.
  5. Una vez seco, ya puedes proceder a pintarlo o decorarlo de la forma y color que quieras, dejarlo secar otra vez y listo, ya tienes tu quemador de incienso artesanal.

Quemador de incienso con latas recicladas

En este tutorial aprenderás a hacer quemadores de incienso así como posa velas creativas utilizando latas de conservas. Una idea fácil y económica con resultados muy bonitos.

Materiales necesarios para el quemador:

  • Latas bacias de atún u otras conserva.
  • Pegamento o silicona
  • Sal fina
  • Cintas decorativas, de raso o decorativas.
  • Tijeras

Elaboración del quemador de incienso:

En el siguiente video verás cómo realizar este proyecto así como también a darle color a la sal.

Quemador de incienso con ramas de árboles

Si lo que buscamos es algo artesanal, podemos usar un trozo de una rama o tronco de un árbol pequeño en vez de una tablilla.

Podemos cortar la rama de unos 10 cm de diámetro y unos 25 cm de largo. La cortamos por la mitad de forma longitudinal para tener dos piezas iguales, de un lado será liso y recto y del otro será curvo. El lado liso lo colocamos hacia arriba dejando el lado curvado hacia abajo. También se pueden fabricar unas pequeñas patas con otras dos piezas pequeñas de madera para darle estabilidad.

Con una broca pequeña o un simple clavo, hacemos el orificio donde colocaremos después la varilla de incienso. Ten en cuenta que el diámetro de las varillas de incienso es de aproximadamente un milímetro, lo ideal es tener de antemano unas varillas cerca para hacer las mediciones, el orificio debería ser de ese tamaño aproximadamente. Además el sahumerio debería de quedar inclinado, tengo presente a la hora de hacer el orificio.

Con un cincel puedes realizar un pequeño surco en la parte superior a lo largo de donde van a caer las cenizas, esto no es imprescindible, pero es útil. Para terminarlo usa tu imaginación para pintarlo o barnizarlo.