Aceite de Anís

El aceite de anís es un producto con múltiples usos y beneficios. A lo largo de este artículo se descubre qué es, de dónde viene, para qué sirve, sus principales propiedades y dónde comprarlo. Si te interesa esta maravillosa planta sigue leyendo para aprender más.

Este tipo de aceite es extraído de las semillas de la hierba Pimipinella anisum de la familia de las umbelíferas. Su uso no se remonta a la actualidad, sino que precede cientos de años atrás, pues los beneficios que aporta el anís son terapéuticos y han sido reconocidos por diferentes civilizaciones a lo largo de la historia. Hoy en día, diversos productos farmacéuticos buscan la máxima utilidad en esta hierba. Por ello, en este apartado se ultimarán todos los detalles para usar el aceite esencial de anís.

De especial aroma cálido y dulce de regaliz, el aceite esencial de anís estrellado se usa para diferentes fines, todo dependerá para qué se necesite. Quédate en el artículo para saber más información sobre este producto. Aquí descubrirás dónde comprarlo online y las formas más seguras de aplicación.

Mejores aceites de Anís en Oferta

Si estás buscando un producto orgánico y con precios competitivos, a continuación tienes una gama de aceites esenciales de anís, aquí encontrarás con las opiniones de los usuarios que han tenido experiencias con este aceite. Escoge el que más se adapte a tu bolsillo y puedes tenerlo en la puerta de tu casa. Aprovecha las promociones y descuentos para comprar un producto de calidad.

¿Qué es el Anís?

El anís estrellado es el fruto de un arbusto nativo de China, de hoja perenne, que puede crecer entre  2 y 8 metros, con una vida alrededor de 80 a 100 años. También crece en la zona del Atlántico, Norteamérica y zonas tropicales y subtropicales de Asia, Japón y Vietnam. Su recoleta es realizada en los meses de Julio, Agosto y Septiembre. Los japoneses siembran la badiana en los templos y los cementerios; pues emplean su corteza para la fabricación de inciensos.

Es conocido con diferentes nombres como anís estrellado, anís francés y badiana china; este último significa badiana que en chino son ocho cuernos. Su uso se remonta aproximadamente a 1,120 A.C en China donde se empleaba para aromatizar y en el área culinaria. Los malayos utilizaban esta hierba para combatir dolencias estomacales por gases intestinales.

¿Para qué sirve el Anís?

Esta planta es conocida también como anís estrellado, es una hierba medicinal utilizada con frecuencia para combatir la acidez, indigestión, gases y el dolor estomacal, puesto que posee propiedades carmitativas y antiespasmódicas. Está compuesta por hojas lobuladas, flores blancas y frutos secos que albergan una sola semilla con un sabor dulce y fragancia intensa.

El anís también se emplea en productos cosméticos y de perfumería, pues se consigue como extracto seco y aceite esencial en tiendas naturistas, supermercados y tiendas online. El uso que se le puede dar al anís es variada, pues se encarga de reducir los efectos de fermentación de los alimentos en el sistema intestinal, disminuyendo la producción de gases.

Una de sus propiedades más eminentes es la de reducir el azúcar en la sangre y disminuir los calorones durante la menopausia. El anís estrellado también ayuda a estimular la lactancia materna, debido a que cuenta con propiedades galactogogas, sin embargo, debe ser utilizado bajo recomendación médica y profesional. A continuación se pueden apreciar algunos de los beneficios que se obtienen al usar aceite esencial de anís.

Beneficios del aceite esencial de Anís

El aceite de anís es reconocido en el mundo de la aromaterapia y en la salud porque cuenta con propiedades antimicóticas, antibacterianas, antifungicas, expectorantes y antioxidantes. Razones por las cuales el aceite esencial de anís estrellado se emplea por la medicina alternativa y la medicina tradicional. A continuación tendremos los múltiples beneficios que se obtiene con el aceite de anís:

Antibacterial

Combate sepas del staphylocuccus, escherichia coli, corynebacterium, entre otras bacterias altamente peligrosas para la salud. Gracias a su composición en su gran mayoría por anetelol, el aceite esencial de anís es capaz de eliminar todo tipo de hongos como el aspergillus o el cladosporium.

Antirreumático y antiespasmódico

El aceite de anís estrellado es de gran utilidad para tratar espasmos y todo lo que ocasionan, como diarreas, calambres, dolores musculares, convulsiones, ansiedad, estrés y todo tipo de afecciones similares. Una de sus propiedades más sobresalientes es su capacidad para mejorar la digestión y eliminar las flatulencias, hoy en día se sigue empleando con ese objetivo.

Sanar heridas

Al ser aplicado sobre heridas leves, el aceite de anís trabaja como una capa protectora que evita el paso de bacterias y microorganismos; por consiguiente evita infecciones y a una recuperación más rápida. Es importante tener en cuenta que para esta aplicación el aceite de anís debe estar diluido en otros aceites base de tipo vegetal como el de almendras.

Expectorante

Tanto si es agregado a jarabes o medicinas, como si se aplica a un aceite difusor o de tipo vegetal, el aceite de anís tiene la capacidad de disminuir las mucosas adheridas a las vías respiratorias y pulmones, facilitando su expulsión. En efecto, puede aliviar los síntomas del asma y la tos, así como otras enfermedades relacionadas con la respiración.

Para dolores menstruales

La menstruación de las mujeres es un proceso natural que todas experimentas, a unas les viene con más complicaciones que a otras, esto anterior incluye el dolor debido a esta, pues el aceite de anís puede disminuir el cólico, solo se deben agregar un par de gotas a un aceite difusor de base vegetal y aplicarlo sobre la zona afectada.

Antioxidante

Su capacidad para combatir los radicales libres es maravillosa, pues es una herramienta extra para el cuidado de la piel, disminuyendo las arrugas y mejorando la elasticidad de la dermis.

Afrodisíaco y sedante

El aceite de anís viene fenomenal para conciliar el sueño, sin embargo debe ser diluido o emplear cantidades mínimas por cortos periodos, no es recomendable excederse en su uso constante. Su fragancia sutil ayuda a la relajación del cuerpo y como consecuencia y a deshinibirse, coloca 4 gotas en su el jabón o aceite difusor y tendrás una velada espectacular.

¿Qué contiene el aceite esencial de anís?

Este tipo de aceite se compone dependiendo donde se produzca. Sin embargo, de forma general, se constituye entre un 80-90% de Anetol, responsable de su fragancia, así como algunos de sus beneficios y propiedades. La composición de anetol se asemeja a a catecolaminas adrenalina. Otros componentes químicos que se encuentran en el aceite esencial de anís son estragol entre un 10-15%, eugenol, butírico, esteárico y alcohol anísico.

Cómo hacer aceite de Anís en casa

La forma de elaborar aceite de anís casero puede resultar sencilla y divertida. Pues dispondrás de un producto orgánico y podrás darle múltiples usos dependiendo para qué se vaya a implementar. Sigue los siguientes pasos para hacer el aceite de anís estrellado en casa:

  • El primero pasos es moler las semillas secas de anis en un mortero o recipiente, se debe tener cuidado de no convertirlo en polvo
  • Coloca las semillas trituradas dentro de un frasco
  • Vierte el aceite portador en el recipiente
  • Macerar por 15 días, durante ese tiempo déjalo al sol por un rato, una vez al día
  • Pasado el tiempo, toma una gasa limpia y cuelo el aceite seperándolo de los restos de semilla
  • Por último, vierte el aceite en un recipiente oscuro y se debe mantener a temperatura ambiente.

Cómo aplicar el aceite de anís

Como otros aceites esenciales, antes de su uso debe ser diluido en un aceite difusor de base vegetal puesto que su concentración es alta. El aceite de anís debe mezclarse primero, es recomendable utilizar un aceite de almendras o de germen de trigo. Una vez se haya diluido, su funcionamiento es mejor cuando se inhala. Se puede aplicar de forma tópica como un aceite para masaje. A continuación algunas formas específicas con las que podrás experimentar sus beneficios:

  • Para tratar las naúsas, migrañas y vértigos: coloca un par de gotas o tres en un paño y luego inahalar
  • Si deseas aliviar el dolor menstrual: agrega dos gotas en un aceite difusor y masaje la zona afectada
  • Cuando quieras mejorar el aliento: mezcla un par de gotas con agua tibia y úsalo para hacer gárgaras
  • Para curar el hipo: emplea dos gotas e inhalar

¿Es seguro utilizar aceite esencial de anís?

El estragol y anetol que se encuentra en las semillas del anís tienen una estructura similar a la de un compuesto llamado safrol, un conocido carcinógeno. Mientras que el aneol y estragol han demostrado su grado de toxicidad en roedores, el aceite de anís se considera seguro para el consumo humano. No plantea una amenaza en gran medida a los seremos humanos cuando su consumo es moderado.

Sin embargo, cuando se consumo o se emplea en altas dosis, podría agravar ciertos tipos de cánceres, puesto que el anís es un agente estrogénico. Por ejemplo, las mujeres en estado de gestación y lactancia pueden beneficiarse del uso de este aceite esencial, en especial para promover la producción de leche materno. Incluso el aceite esencial de anís estrellado en los hombres puede aumentar el apetito sexual.

Antes de usar cualquier aplicación del aceite de anís es vital consultar con un profesional de la salud. Pues son ellos los expertos y que puedan dar la última palabra para su aplicación. Si deseas usar este tipo de aceite de forma tópica, es recomendable probar cuál será la reacción de tu piel, para luego tener libertad de aprovechar sus beneficios.

Por qué comprar aceite de anís

Este tipo de aceite puede traer múltiples beneficios tanto a la salud como para el hogar. Sus diferentes usos se remontan a épocas prehistóricas, e incluso hoy en día se sigue empleando. Comprar aceite de anís online puede ser más fácil de lo que crees; es seguro y rápido. Así que aprovecha las promociones y descuentos para disfrutar de un producto orgánico y con diversos beneficios.

Deja un comentario